Glup 2.0

 photo pru_zps6q1y7vh3.jpg



27.4.17

Así en la tierra como en el cielo.



Llegué y llovía, ella esperaba en el andén entre emigrantes de sí mismos y faraones sin séquito, sin camellos ni equipaje. Un taxi amarillo sorteó los charcos y nos dejó indecisos frente al hotel con habitaciones como metáforas.

Hacía pocos días que habían ahorcado a los últimos adúlteros y tuvimos un exquisito cuidado en falsear miradas de fogata, arrullos previos, los brazos estaban silenciosos, el corazón latía en un tres por cuatro de blues arrabalero no fuera  a ser que después de tanto tiempo en la hondonada de no vernos, nos devorásemos con los ojos en el hall inhóspito, una rebelión de dedos y labios, ojos descascarillándonos mutuamente. 

En los pasillos policías informados, uniformados en negro en busca de cualquier atisbo de cariño, pasión dentro del armario, deseos humedeciendo las paredes con papel pintado en verde, gorriones en la balaustrada de los suicidas.

Dentro, en la habitación, room 201, el paisaje de la colcha con pájaros bordados que ella, escrupulosa, retiró con dos dedos, el runrún del aire acondicionado, un desayuno inglés, lo que quedaba, las sábanas aún tibias, olor del otro, Otro, mi suplencia.

“Voy a ducharme”, dijo, esperé,  me entretuve en imitar voces, en mirar el iPhone con disimulo, en comprobar que los músculos estaban tensos. Salió desnuda, secándose el pelo gris con una toalla anaranjada, no entendí qué me gustaba de aquel cuerpo enjuto de muñeca rusa, luego habló y el mundo se volvió del revés justo en el momento en que los soldados de seguridad emocional entraron en tromba y ya todo fue confusión y golpes.

26.4.17

Gernika, 80 aniversario.


El Bombardeo de Guernica (Operación Rügen) fue un ataque aéreo realizado sobre esta simbólica población vasca el 26 de abril de 1937, en el transcurso de la Guerra Civil Española, por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían en favor de los sublevados. Las estimaciones actuales de víctimas cifran los fallecidos en un rango que abarca de los 120 a los 300 muertos, 126 según el estudio más reciente y exhaustivo.


El de Guernica no fue el primer bombardeo en alfombra con el objetivo de destruir una ciudad, pues de hecho constituía un objetivo militar vital en ese momento (cortar la retirada y aprovisionamiento de las tropas del frente popular en la campaña de Vizcaya). Sin embargo, gracias a la falsa calificación como "ataque a la población civil", la repercusión internacional que alcanzó este bombardeo unido a su utilización propagandística, ha hecho que sea una masacre mundialmente conocida y considerada como un icono antibélico. Debido a ello, la tragedia fue instrumentalizada por ambos bandos y mitificada con fines propagandísticos. En un principio los sublevados atribuyeron la destrucción de la ciudad a los republicanos, como había sucedido en Éibar e Irún, pero pronto se reveló al mundo la realidad de los hechos debido a la presencia en Bilbao de varios periodistas ingleses de importancia como George Steer (The Times). El gobierno de Juan Negrín utilizó el bombardeo como insignia del antifranquismo, adaptando Pablo Picasso uno de sus cuadros para la Exposición Internacional de París de 1937. Esta obra se convertiría en uno de los iconos más sobresalientes de la pintura del siglo XX y del antibelicismo.


Con todo, no fue el primer bombardeo que habían llevado a cabo los aliados de los nacionales en Vizcaya, dado que un mes antes aviones italianos habían bombardeado Durango el 31 de marzo durante 20 minutos, causando unos 294 muertos (ver Bombardeo de Durango). Tampoco fue la primera vez que la población civil fue atacada (en febrero de 1937, la misma Legión Cóndor había ametrallado a la columna de refugiados civiles en la carretera entre Málaga y Almería causando cientos de víctimas). Ni tampoco fue la última, puesto que en 1938 la ciudad de Alicante sufrió el Bombardeo del 25 de mayo. Del mismo modo, cabe señalar que la aviación republicana ya había realizado bombardeos sobre poblaciones bajo control "nacional" como Oviedo, Zaragoza o Córdoba,4 en agosto de 1936.



En 1997, el entonces presidente de Alemania, Roman Herzog, en carta leída a los supervivientes del bombardeo por el embajador alemán en España con motivo del 60 aniversario, pidió públicamente perdón por la manifiesta autoría alemana del bombardeo.

(De Wikipedia)

25.4.17

Grândola, Vila Morena



Grândola, Vila Morena, canción compuesta por José Afonso que sirvió como señal para el inicio de la Revolución de los Claveles dePortugal el 25 de abril de 1974.

José "Zeca" Afonso compusó esta canción como homenaje a la "Sociedad Musical Fraternidad Operaria Grandolense" de la villa portuguesa deGrândola. El 17 de mayo de 1964 Zeca actuó en esta ciudad. Esta actuación fue importante para el artista por varios motivos. En ella conoció al guitarrista Carlos Paredes, de cuya maestría con la guitarra quedó impresionado. Por otro lado, le impresionaron también la conciencia y madurez políticas de los miembros de la Sociedad Musical y sus escasos pero bien aprovechados recursos, con una biblioteca, según palabras del propio Afonso, "con claros objetivos revolucionarios".

En la revolución

El 29 de marzo de 1974Grândola, Vila Morena fue la canción de cierre de un espectáculo de Amalia Rodrigues en el Coliseo de Lisboa. Asistieron al mismo varios militares del (MFAMovimiento de las Fuerzas Armadas que la escogieron como señal de arranque para la incipienteRevolución de los Claveles; se ha atribuido la elección a Otelo Saraiva de Carvalho en concreto. En ese espectáculo, la censura del régimen dictatorial de Salazar había prohibido varias canciones de José Zeca. Entre ellas estaban Venham mais Cinco ("Choca esos cinco"), Menina dos Olhos Tristes ("Niña de los ojos tristes"), A Morte Saiu à Rua ("La muerte salió a la calle") y Gastão Era Perfeito ("Gastón era perfecto").

A las 0.20 del día 25 de abril de 1974 en el programa Limite de Radio Renascença se emitió Grândola, Vila Morena, que era la segunda y última señal para dar comienzo al movimiento revolucionario que derrotaría a la dictadura de Salazar y daría libertad a Portugal y a su inmenso imperio colonial. Las fuerzas del ejército portugués organizadas por el MFA serían las encargadas de conseguir la libertad con el apoyo del pueblo que las cobijó con la colocación de claveles rojos en las bocas de los cañones de los tanques y los fusiles de los soldados. La primera señal fue emitida a las 22.55 del día 24 de abril y fue la música E depois do adeus (Y después del adiós), cantada por Paulo de Carvalho.

El propio José Afonso no fue en principio consciente de la trascendencia que había alcanzado su composición. Él lo relata así:

"Vivi el 25 de Abril una especie de deslumbramiento. Fui hacia el Carmen, anduve por ahí... Estaba entusiasmado de tal modo con el fenómeno político que no me fijé bien, o no le di importancia, a lo de Gràndola. Sólo más tarde, cuando se produjeron los ataques fascistas del 28 de septiembre o los del 11 de marzo y Grândola era cantada en los momentos de más grave peligro o de mayor entusiasmo, me di cuenta de todo lo que significaba y, naturalmente, tuve una cierta satisfacción."

(De Wikipedia)

24.4.17

El 75



Somos muchos, cada día más, agitamos banderas y consignas, ilusiones. 

Ayer hablaban jóvenes airados, desencantados, hombres y mujeres no resignados, pacíficos, hartos, de todas las edades. 

Las palabras limpias, firmes, sentidas, diversas, llenaban las plazas. 

Alguien, en el estrado, evocó el 75. 

A mi lado una mujer de rostro dulce musitó “en ese año estaba yo en la cárcel” y se alejó con lágrimas en los ojos. 

No me dio tiempo a abrazarla. 

23.4.17

Lo que sí y lo que no



Hace algunos años solía frecuentar en la red una página de cierto tipo de literatura, un tanto especial, difícil por la leve raya que separa en ese género lo chabacano de lo que se puede leer.

Nunca había escrito sobre temas así y lo intenté.

No solo eso sino que invité a unos amigos a cenar y a los postres les di a leer el texto que, por cierto, me había costado lo suyo inventar, terminarlo.

Para no agobiarles me fui a la cocina a preparar el café.

A la vuelta, con la bandeja, les miré esperando una crítica, un comentario. Mis amigos. Comenzaron una conversación sobre fútbol y otros temas menores, ni una palabra sobre mi escrito.

En un momento que volví a la cocina en busca de azúcar, en el pasillo, uno de ellos me dijo en voz baja “no tenía ni idea que te hubiera pasado eso, qué fuerte ¿no?”.

La reunión fue agradable. Les invité para otro día. La última en salir fue Carmen, me tomó de las manos, me dio un beso diciendo “lo siento, Pedro, no me había enterado de lo tuyo”.

Entonces lo supe.

Ahora escribo y dejo aquí cosas como lo de ayer, lo de la raya amarilla. Me leo y no me entiendo, no sé de dónde me ha salido algo así aunque tampoco tiene la menor importancia.

Recibo tres cartas, coincidentes, “¿te has enfadado conmigo?”

Dos mensajes en el móvil, iguales, “supongo que ya no me llamarás más”

O, por ejemplo, me cruzo en un puente con alguien. Un puente es un lugar lleno de simbolismos, escribo sin saber bien lo que escribo, me dejo llevar.

Recibo un mail, “qué bonito lo que me has escrito”.

Un segundo, parecido.

Recibo otro, “estará encantada, ¿no?”

Y otro más, “gracias, sabía que lo dirías así”

No sé casi nada (y ese casi es muy pequeño) pero me doy cuenta que estamos en una piscina en círculo en la que todos nadamos sin saber muy bien si hay agua.

Es todo tan sencillo que decirlo es solo el principio de la historia.

Lo cuento aquí, pero cada día peor.

Ay, señor.

Y es que no se puede estar en tantos sitios a la vez.

Esta tarde/noche he estado aquí y así te lo cuento.

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg